Más
Carrito

LAURA BUGARINI Y HÉCTOR GALLEGOS. LA NUEVA GENERACIÓN DE CERAMISTAS DE MATA ORTIZ.

Publicado por Brenda Martínez Montiel en


La cerámica de Mata Ortiz, Chihuahua se caracteriza por tener un estilo inspirado por los poco conocidos modelos ancestrales prehisánicos pertenecientes a la cultura de Paquimé, hoy en día es una zona arqueológica que se sitúa en la localidad de Casas Grandes, Chihuhua. Hoy la artesanía cerámica de Paquimé es un referente cultural de la zona que sobrevive al tiempo y se ha convertido en la fuente principal de ingreso para las familias de la localidad directa e indirectamente.
Quién hubiera pensado que muchos siglos después se comenzaría a escribir una nueva historia con la herencia de ésta tradición a partir del esfuerzo conjunto del artesano Juan Quezada Celado y el antropólogo Spencer Maccallum, quienes con su trabajo manual y apoyo económico respectivamente, crearon y recrearon una alfarería inspirada en el estilo ancestral del norte, convirtiendo a Mata Ortiz en una localidad alfarera, resurgiendo del olvido.
Justo en este contexto, la segunda generación de ceramistas de Mata Ortiz, Chihuahua, vio a sus padres abandonar las labores rurales para dedicarse a trabajar el barro. Ahora estos jóvenes con todo el legado y la experiencia en la alfarería han puesto el nombre de México en alto, al considerarse la cerámica de Mata Ortiz como una de las mejores y más reconocidas en el mundo.
Héctor y Laura son alfareros pertenecientes a esta segunda generación de artesanos; comenzaron su producción de piezas a los 14 años, consolidando un estilo propio y de gran calidad. Laura produce dentro de su línea diseños muy pequeños y extremadamente finos y Héctor produce piezas de tamaño mediano con diseños de paisajes naturales de la región.
Ambos trabajan los materiales tradicionales que utilizaba la cultura de Paquimé; el  barro blanco es su especialidad. “Utilizamos el manganeso para crear la pintura  negra, el barro rojo lo utilizamos para la pintura  roja, nuestras herramientas  para la técnica de esgrafiado son  agujas y los pinceles son hechos con cabellos de niños.”
 En la técnica tradicional de la cerámica de Mata Ortiz no se usa torno y se hornea a temperaturas de entre 900 a 1300 grados °C a fuego rápido, horneándose una sola vez. Héctor narra el proceso a seguir para la elaboración de las piezas artesanales: “Primero se  recolecta el barro de las montañas para posteriormente  limpiarlo en el proceso que llama colado quitando todas las impurezas, se pone a secar a punto que quede en forma de plastilina para que sea flexible, iniciando así el proceso de creación al aplanar una tortilla de barro y colocándola en un recipiente angosto en forma de molde”.
“Se aplana con los dedos y se corta  el exceso alrededor de la orilla. Se forma un chorizo largo con el barro y se une con un anillo que es del mismo tamaño de la circunferencia del molde. Se coloca el chorizo de barro en el molde y se junta con la tortilla alrededor de la misma. Por medio de pinchar repetitivamente el chorizo entre el dedo pulgar y los otros dedos de la mano se forza el barro hacia arriba para formar las paredes de la vasija. Se perfecciona la superficie y se adelgaza las paredes de forma uniforme por medio del raspado de la parte exterior de la vasija”.
“Con la orilla aserrada de una cuchilla se cortan mientras que se apoya o empuja desde dentro con los dedos. Para formar el borde se agrega otro chorizo, relativamente más pequeño, el paso final después de perfeccionar la forma es suavizar la superficie con el lado suave de la navaja. El pulido se realiza con diferentes lijas para después cubrir la vasija con aceites.”
El proceso de lijado ha permitido un mayor refinamiento de la forma y las superficies. La superficie increíblemente lisa ha hecho posible la extrema precisión en los estilos de pintura.
Héctor y Laura admiran a sus padres, a él Maestro Juan Quezada y a los antiguos de Paquimé por la herencia artesanal; sin embargo, a ellos les apasiona crear cosas nuevas.Héctor disfruta de pintar paisajes naturales en las piezas grabados con maestría, generando claroscuros de gran contraste. "Siento que le doy vida y una historia a cada una de mis vasijas”.  Laura en cambio busca cubrir en algunas piezas la superficie con bandas pequeñas intercaladas como un tejido muy ampliado, sus dibujos básicos tienen influencia de la cerámica Mogollón del tipo Salado, donde las figuras muy pequeñas se repiten en sucesiones casi infinitas, creando un tejido con mucha armonía y que siempre sorprende por la delicadeza de sus líneas hechas con pinceles finísimos. Ambos transmiten en cada una de sus piezas el gusto con que hacen su trabajo,  “...siempre tratamos de hacerlo  lo mejor que podemos, para que nuestras piezas trasmitan esa alegría con  la que las hacemos.”
“En la actualidad la artesanía de Mata Ortiz se ha elevado a arte y eso es algo que se debe entender para poder darle el valor que se merece, en ese sentido, creemos que las autoridades no le han dado el lugar que merece el arte mexicano”.
Héctor y Laura han participado en diferentes concursos obteniendo grandes premios y reconocimientos, aquí les mencionamos un poco de su impresionante curriculum.
Héctor:
2001, participación en el Taller internacional  de la Cal.
2002, 3er. Lugar en la categoría de nuevos diseños en el “Concurso de Cerámica de  Mata Ortiz, Chihuahua.
2006, 3er. Lugar  en la categoría de nuevos diseños en el “Concurso de Cerámica de Mata Ortiz, Chihuahua.
2008, 3er. Lugar  en la categoría de  ollas de color en el “Concurso de Cerámica de Mata Ortiz, Chihuahua.
2009,1er. Lugar en la categoría ollas miniatura en el “Concurso de Cerámica de Mata Ortiz, Chihuahua.
2011,  1er. Lugar en la categoría de esgrafiadas en el “Concurso de Cerámica de Mata Ortiz, Chihuahua.
2012, Galardón en el Concurso de Cerámica de Mata Ortiz.
2014, 1er.Lugar en la categoría de esgrafiadas en el “Concurso de Cerámica de Mata Ortiz, Chihuahua.
2015, 2do. Lugar en el Foro Nacional de Grandes Maestros y Maestras del Arte Popular  Mexicano en  Oaxaca, Oaxaca.
Laura:
2013, Primer Lugar en el “Concurso Nacional de la Cerámica,”  en Tlaquepaque, Jalisco.
2013, Premio a la Excelencia en el “Concurso de Cerámica de Mata Ortiz, Chihuahua”.
2012, Galardón en el “Concurso de Cerámica de Mata Ortiz, Chihuahua.”
2008, Premio a la Excelencia en el “Concurso de Cerámica de Mata Ortiz, Chihuahua.
Ambos artesanos opinan que la artesanía de Mata Ortiz ha mejorado mucho, ahora los diseños son más contemporáneos, y aunque  los materiales y técnica pertenecen a los antiguos de Paquimé, ya cada artesano se esfuerza por obtener un estilo propio generando la evolución natural de la artesanía, convirtiendo los caminos del arte popular en proyecciones artistitcas individuales.
---

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Sale

Unavailable

Sold Out