Más
Carrito

CESAR DURANTÓN Y EL SUEÑO DE UNA FUNCIÓN DE LUCHAS

Publicado por Brenda Martínez Montiel en

Dentro del arte popular mexicano se destaca el colorido y tradicional arte de la cartonería, actividad creativa que por medio del cartón y el papel, logra espectaculares piezas artísticas. En nuestro país se inició durante los primeros años del virreinato y ha estado fuertemente ligado a las principales festividades de la iglesia católica como la quema de los “Judas” en la Semana Santa.
Sin embargo, pese a su origen religioso, la cartonería con el paso del tiempo se transfiguró y junto a los judas y las piñatas, se empezaron a realizar figuras no vinculadas a la religión, como fueron calaveras, cráneos, máscaras, Alebrijes, entre muy distintas creaciones fruto del rico imaginario personal de los artesanos. Hoy en día la mayor parte de los objetos de cartonería son lúdicos o decorativos. Cada uno de ellos posee una inspiración auténtica, una técnica y estilo que los coloca como piezas fundamentales en el mundo de las artesanías.
Cesar Durantón Cartonería
Cesar Durantón  Ramírez es Maestro Cartonero originario de la Ciudad de México, vivió a un costado del mercado Sonora y desde niño le llamaron la atención las calaveras, judas, muñecas y máscaras que ahí se vendían. Años después, en un periodo de vacaciones trabajó como aprendiz en un taller familiar de cartonería que estaba cerca de su casa y desde entonces empezó a trabajar éste oficio y a elaborar sus propios diseños.
El trabajo de Cesar es interesante al no solo pretender elaborar piezas en cartón sino, en ir más allá y mostrar con su trabajo un aspecto identitario de la cultura mexicana como lo es la Lucha Libre.  Actualmente ésta es considerada uno de los espectáculos “deportivos” más populares y de mayor curiosidad en los últimos años de los turistas de todo el mundo que visitan México; además de ser motivo de diversión, distracción y desahogo, reuniendo a personas de todas las edades, géneros y estratos sociales, con la finalidad de disfrutar este deporte.
La Lucha Libre forma parte integral de la cultura popular mexicana, se ha adaptado a esta práctica la festividad y el folclore, reflejado en los trajes de colores y aditamentos que utilizan como las máscaras, adquiriendo un estilo propio y siendo el reflejo del estado de ánimo, carácter y personalidad de la sociedad mexicana, llegando a considerarse una expresión de arte puro; danza entre musculosos, teatro entre rufianes y héroes, improvisación y calculo exhaustivo de la maroma como oficio; hoy arte popular mexicano hecho objeto.
Cesar Durantón Cartonería
Cesar Durantón Cartinería
Cesar señala que: “las calaveras las hago todo el año, y lo que también hago constantemente son muñecos de luchadores, cuando empecé a hacerlos hace como 16 años no se veían tanto como ahora. Los trabajo con diferentes tipos de papel, cartulina y cartón básicamente, manejando la cartonería tradicional con moldes de yeso o con estructura de alambre. Primero se forran los moldes con papel mojado y engrudo, al secarse se desmoldan las piezas  y se unen para dar forma a la figura. Ya hecha la pieza se blanquea para finalizar con la pintura y la decoración.”
“Muchas de mis figuras me hacen sentir orgulloso, pero recuerdo con mucho cariño la pieza que el escritor Carlos Monsiváis me compró para lo que sería después el Museo del Estanquillo. Se trata de una maqueta de una Arena de lucha libre en la que el público está formado por charros, sirenas, calaveras, diablitos y otros personajes. Con esa pieza obtuve el segundo lugar en un Concurso Nacional y gracias a ella tuve el honor de conocer al Maestro Carlos Monsiváis.”
Cesar Durantón Cartonería
Y es que dentro de la lucha libre se han ido incorporando diversos elementos de vestuario, escenografía, teatro, colorido y luces. Todo acompañado por las porras, tambores, matracas, gritos, abucheos, insultos y chiflas y rechiflas que surgen de los eufóricos espectadores, que con a la menor provocación son transformados en participes del enfrentamiento entre los eternos bandos de los repudiados rudos y los siempre necesarios técnicos; catártica experiencia que crea y recrea héroes del pueblo, enemigos de lo correcto, árbitros tramposos, ayudantes inmorales y secuaces traicioneros.
Y que mejor para sumergirnos en el tema que “El Santo, El Cavernario” de la Sonora Santanera:

 
“La lucha libre me inspira porque es como un juego, me gusta la teatralidad que se ve en un cuadrilátero, la lucha interminable entre el bien y el mal. Mis luchadores de cartón son como juguetes y me divierte mucho hacerlos. Con ellos busco que la gente se alegre al ver mi trabajo, que se sienta orgullosa de nuestra identidad. Por ello los luchadores son mis favoritos, los siento muy míos y los sigo haciendo sin importarme si están de moda o no.”
Cesar ha tenido diferentes participaciones con su trabajo obteniendo premios y reconocimientos por su obra artística desde la VIII Exposición y Concurso Nacional de Artesanías, donde obtiene una Mención Honorífica en la rama de Papelería y Cartonería con su pieza “Calavera Rumbera” en el 2000. Premios en los primeros lugares como exposiciones de gran relevancia en el mundo de las artesanías y el arte popular organizados por FONART, el Museo de Culturas Populares, Museo del Estanquillo, Museo del Juguete y el Mexican Fine Arts Center Museum de Chicago.
Cesar Durantón Cartonería
Cesar Durantón Cartonería
Rendimos un pequeño pero sincero homenaje a través de esta entrevista, a un gran artesano dedicado que con su vocación, labor y talento a mantener viva la llama de la cultura popular mexicana.

---
Por: @Brenda_Martz

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Sale

Unavailable

Sold Out