Más
Carrito

RODRIGO FLORES. LOS HILOS CONDUCTORES DE LA PLÁSTICA

Publicado por Brenda Martínez Montiel en

La madera es un elemento de la naturaleza que ha sido muy utilizado por el hombre en diferentes aspectos de su vida; artísticamente se le considera como un material muy estético y agradable a los sentidos; de acuerdo a sus diferentes posibilidades de texturas, colores, acabados.
En este sentido, el tallado en madera es una actividad muy antigua y extendida en casi todas las culturas. Desde las épocas más remotas la decoración de madera ha sido un arte destacado. El artista empleando unas simples gubias vuelca su talento creativo para sacar de unas simples tablas una obra de arte.
Rodrigo Flores Ortíz Escultura
rodrigo Flores Ortiz Escultura
Rodrigo Flores Ortiz Escultura
Esta creatividad fascinante, delicada, pero al mismo tiempo estrambótica con tintes melancólicos, se percibe en el tallado en madera de Rodrigo Flores Ortiz, quien a sus 50 años de edad, se encuentra lleno de grandes proyectos, muchos de ellos han recibido acogida en la Casa Frissac en el corazón de Tlalpan.
Hace algunos días tuve la fortuna de conocer y adentrarme en su universo; alegre y tranquilo como suele ser Rodrigo, me abrió las puertas de su taller, un espacio  dedicado a la creación artística en su máximo esplendor y donde alberga sus más íntimas y extravagantes creaciones.
En un ambiente cálido, entre risas y un buen vino, Rodrigo me cuenta que su interés por la talla de madera surgió por la necesidad de hacer él mismo los marcos que exhibirían sus pinturas. “Jamás lo estudié, lo aprendí solo y se fue dando poco a poco, al grado que en la actualidad hago más talla en madera que pintura, así…simplemente así, el destino me llevó, no me lo planteé, tengo 32 años tallando la madera”.
Rodrigo Flores Ortiz Escultura
Rodrigo flores Ortiz Escultura
Rodrigo cabizbajo, piensa, deja llevar su mente hacía aquel primer objeto que construyeron y tallaron sus manos, y me dice: - fue un percherito, un objeto utilitario, pero me hizo sentir algo especial, después… eché a perder muchas cosas, algunas las terminé, aunque no fue algo que me satisficiera. Sin embargo, así es la talla, hay que hacer, echar a perder y aprender a avanzar. El tallado es particular porque trabajas con un elemento vivo y los resultados pueden ser impredecibles, sobre todo al principio, cuando no sabes que estás haciendo. Rodrigo ríe, se incorpora, bebe un poco y me dice: - Ahora sí, ya puedo planear las piezas.
Mientras lo escucho, recorro el cuarto con la vista, algo atrae mí mirada y es que, por todos lados uno ve dibujos, bocetos, libros y me señala que todo, todo origen, comienza por un dibujo, “de ahí salen ideas para pintar y esculpir y por supuesto para el grabado también. El dibujo es la madre de todas estas artes”.
Rodrigo Flores Ortiz Escultura
Rodrigo Flores Ortiz Escultura
Rodrigo se relaja, bebe un poco y me señala unas pinturas llenas de color que cuelgan sobre la pared, poco a poco, entre detalles me deja descubrir que es un artista multifacético y tan completo, “estudié en la Escuela Nacional  de Artes Plásticas en la Universidad Nacional Autónoma de México”, suspira y ríe al mismo tiempo, me mira fijamente para confesarme: - no la acabe porque no me gustó, me di cuenta que al artista no lo hace la escuela, me faltaron dos semestres. A mi salida de la escuela, decidí viajar a Inglaterra, ahí suplí el estudio por el trabajo en restauración de inmuebles, fue una experiencia muy enriquecedora allá por el año de 1989…
De pronto se levanta, gira, camina de un lado a otro del taller, para mostrarme algunos de sus trabajos, - tócalos, siente la madera, me dice. Parece que los recuerdos lo vitalizan, -me gusta lo grotesco, mi temática en todo mi arte ha sido siempre lo extraño, lo no común, lo estrambótico, lo que no es bello a la vista, eso para mi es interesante, me mueve, llena mi vida. Mi arte es sincero y barroco.
Rodrigo Flores Ortiz Escultura
Rodrigo Flores Ortiz Escultura
Rodrigo Flores Ortiz Escultura
Éste pintor, escultor, maestro de pintura y de talla en madera, ha creado un sinfín de series de madera; una de ellas, tal vez la más significativa son los “Pinochos”, trabajo que realizó junto a Rocío, su compañera. “…‘Los Pinochos’ formaron parte de la escenografía que utilizó Rocío Becerril para montar una coreografía y video, yo hice la escultura y las pinturas. La serie se dio sola, la trabaje por tres años, todo lo que hacía eran “pinochos”, pues me adentré tanto en el personaje y lo que significa; nada que ver con el cuento que maneja Disney, Pinocho tiene muchas vertientes y es terrible el personaje si se mira bien. A mí me pareció, una especie de Frankestein el pequeño Pinocho y jugar con él, con la figura plástica de la nariz, del personaje, las herramientas, el taller de Geppetto, fue muy lúdico plásticamente, esto posteriormente me llevó a una serie de puras herramientas, es así, como las series van dando pauta a nuevas cosas, siempre hay hilos conductores que nos mueven”.
“Las herramientas de madera me encantaron, fue una serie que me llenó mucho como artista, los ensambles, el collage, las herramientas sin uso, absurdas, sin sentido, pero lindas al final porque tienen un diseño detrás, y en todas las herramientas existe mucha tradición que se puede observar. Si nos remontamos a los primeros tiempos, donde las herramientas eran toscas, hechas a mano, se puede ver el contraste con lo actual, eso es lo interesante ahora, todo radica en la evolución, en el presente las herramientas son una maravilla, muchas dejaron de ser toscas para convertirse en estéticas”.
Mientras escucho a Rodrigo, clavo mi mirada en una pintura montada sobre un caballete que se encuentra al fondo de la habitación, es tan característica por estar llena de animales y es que, si algo he podido observar en el arte de Rodrigo, es que en todas sus obras a parecen animales, principalmente insectos. “Surgió  junto con Rocío, iniciamos haciendo una escenografía de trenes, una obra a propósito de la Revolución Mexicana, hice un gran tren de 9 x 2 metros, a manera de mamparas con ruedas que se movían para dar el efecto de un tren, esos trenes llamaron a los insectos, es decir, el tamaño gigante, lo macro llamo a lo micro, que son los insectos, los junte para que jugaran y actuaran, lo pesado con lo ligero. Hice principalmente hormigas, moscas, escarabajos, pintados, tallados, y ensamblados”.
Nuestro artista busca transmitir a través de su obra lo que en ese momento le causa interés, desea que con el tallado en madera se vea un oficio y luego se aprecie que le gusta arriesgarse y jugar con la plástica. “Sino te arriesgas acabas haciendo lo mismo”.
Rodrigo Flores Ortiz Pintura
Rodrigo Flores Ortiz Pintura
Rodrigo Flores Ortiz Pintura
Rodrigo Flores Ortiz Pintura
Rodrigo se agacha y toca un libro, el autor es Brian Nissen, lo acaricia y me dice: - las lecturas han influido mucho en mi obra, al igual que varios pintores que me han determinado como Picasso, luego cuando decidí que debía aprender a pintar bien, me adentré en Rembrand, Fionella, Toledo y Giacometti. De hecho, la serie de “piernas” en la que estoy trabajando actualmente, está muy relacionada con la pierna de Giacometti y las grandes esculturas. De igual manera, todo lo que contextualiza mí alrededor, lo plasmo en mi trabajo, por ejemplo, la violencia que actualmente se vive en el  país, lo plasmo, si tú vez la pierna tiene que ver con esto, con la violencia, con los cuerpos desmembrados, solo que hecho así no lo ves feo, lo transformó en una acción poética y estética. Esta serie tiene la finalidad de sacar lo que traigo por dentro, solo quiero dedicarme a tallar un rato y llevarlo a formato grande, explorar lo que es la pierna como una figura totémica y combinarla con animales, involucrar lo prehispánico también.
Después de adentrarme en su obra, Rodrigo comienza a explicarme que la madera que prefiere trabajar es la caoba, “es madera que ya no encuentras normalmente, pues se la han ido acabado, los trozos ahora son pequeños. Esta madera es tan bondadosa porque permite trabajar y detallar el trabajo de una manera espectacular, sin que se quiebre o astille. Otras maderas que me gusta trabajar son el palisandro, chechén y zapote. Recién cortada se almacena y resguarda del viento y la lluvia, se deja secar por dos años si es nueva para posteriormente trabajarla, es un proceso largo en tiempo, el que transcurre para desflemarla. Entre menos tratamiento tenga la madera es mejor, yo prefiero bruñirla, sellando el poro por medio de raspar la madera con una piedra, así se aplana y adquiere un brillo, es una manera de resaltar la veta tal y como es; sin embrago, hay otras maderas que no quedan muy bien así y hay que meterles cera o sellador, la cera es muy parecida a la cera del calzado, se le pone a la madera con un trapo, se cepilla con un cepillo para zapatos y así se pule de manera que resalte la veta.
Rodrigo Flores Ortiz Escultura
Rodrigo Flores Ortiz Escultura
Rodrigo Flores Ortiz Escultura

Rodrigo vivió en el Estado Morelos por 10 años. En 2010 ganó el 2° lugar con la escultura Magroll el gaviero, premio estatal otorgado por el Instituto Nacional de Bellas Artes; ha estado becado en el Distrito Federal para la producción de obra con el programa “Educación Artística” por parte de Instituto Nacional de Bellas Artes dos veces, en mayo de 2014 ganó uno de esos premios, el cual se conecta con su taller de tallado en Casa Frissac. Su obra se encuentra a la venta en su propio taller y en Baco Boutique en San Ángel centro.

Conoce su obra disponible aquí

---

Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Sale

Unavailable

Sold Out